Date: 22 March, 2019

Categories: General

Natalia Gorri obtiene la Certificación de Compliance CESCOM ®

El pasado 1 de marzo de 2019, Natalia Gorri Jurado, abogada de Fabregat Perulles Sales Abogados, obtuvo la Certificación de Compliance CESCOM®, cescom logocertificación profesional emitida por la Asociación Española de Compliance ASCOM, así como la acreditación de Internationally Certified Compliance Professional, reconocida por las asociaciones miembro de la International Federation of Compliance Associations  (IFCA), de la cual es miembro ASCOM, acreditativas de su competencia y conocimientos profesionales en el ámbito de Compliance.

IFCA agrupa asociaciones de compliance de distintos países de todo el mundo y actualmente cuenta con asociaciones de Estados Unidos, Irlanda, España, Argentina, Australia, Nueva Zelanda, Suiza, Singapur, Sudáfrica y Corea del Sur.

 

Todo ello responde a la firme y decidida apuesta de Fabregat Perulles Sales Abogados por consolidar aún más nuestro equipo de abogados especialistas en materia de CORPORATE COMPLIANCE y que nos permite prestar a las empresas un asesoramiento jurídico eficaz y específico en el diseño, implantación, revisión y mejora de sus propios Planes o Programas de Cumplimiento Normativo tanto a nivel general como, en el caso de España, también penal, en este caso, a través de Modelos de Prevención de Delitos (MPD), a raíz de la responsabilidad penal en que desde el año 2010 pueden llegar a incurrir las empresas.

 

Así, dichos Planes o Programas de Cumplimiento Normativo permiten a nuestros clientes acreditar frente a quien corresponda (autoridades, clientes, proveedores, socios, competidores, etc.) la existencia en sus empresas de una verdadera cultura ética empresarial, esto es, de su voluntad y compromiso de cumplir y hacer cumplir tanto a nivel interno como externo con todas las normas y disposiciones legales que resulten aplicables, tanto aquellas estrictamente obligatorias (“legal requirements”) como aquellas otras que, sin serlo, nuestros clientes se comprometen igualmente y de forma voluntaria a cumplir (“legal commitments”), además de prevenir, detectar y reaccionar adecuadamente frente a las posibles infracciones de dichos “legal requirments & commitments” por parte de los miembros de su órgano de administración, representantes, directivos, empleados, apoderados, colaboradores, e incluso clientes, socios y proveedores, permitiendo con ello a la empresa evitar las graves consecuencias que de otro modo tales infracciones podrían comportar para la misma (multas y sanciones administrativas, penales, pérdidas financieras, indemnizaciones, coste reputacional, etc.).

 

Share This:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *